• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Respecto al tema del teletrabajo, hemos hablado en otras entradas del blog de algunas pautas a seguir (https://omega2001.es/la-importancia-del-teletrabajo-en-la-sociedad-actual) y de algunas aplicaciones que os pueden ser de utilidad (https://omega2001.es/las-mejores-aplicaciones-para-trabajar-y-estudiar-en-macos-y-windows/)

Actualmente un porcentaje importante de la población está teletrabajando desde casa, y se prevé que el teletrabajo seguirá siendo una opción bastante relevante una vez superemos la pandemia. Por este motivo creemos que es un buen momento para enumerar una serie de características que deberían tener los equipos informáticos desde los que vamos a trabajar desde nuestros hogares.

Vamos a dividirlo en varios apartados, en función de las necesidades que tenga cada usuario:

1/ Ordenador de sobremesa o portátil

En primer lugar, deberías decidir si necesitas un ordenador de sobremesa o un portátil. Dependerá básicamente del tamaño de pantalla que necesites y de si vas a necesitar transportarlo y trabajar con él fuera de casa. Un portátil siempre será más versátil, y además podemos conectarlo a un monitor externo en caso de necesitarlo.

Así mismo, es posible que haya gente que pueda trabajar únicamente con una Tablet conectada a un teclado. Pese a las limitaciones propias de estos dispositivos (software, tamaño de pantalla, aplicaciones disponibles…), hay trabajos donde sólo se requiere el uso de herramientas de ofimática, correo electrónico, y otras tareas básicas, que se podrían realizar con ellos, aunque creemos que no es la opción ideal.

2/ Sistema operativo

La segunda decisión que deberías tomar es el sistema operativo que quieres o necesitas utilizar. Puedes optar por Windows o MacOS, y la elección dependerá en gran medida del software y las herramientas que necesites para tu trabajo, y de las necesidades de tu empresa.

Elección sistema operativo para teletrabajo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Debes elegir entre MacOS y Windows

Aunque en España todavía no está muy extendido, también se puede optar por un Chromebook con sistema operativo Chrome OS, que se basa en el navegador Chrome, y permite descargar y utilizar las mismas aplicaciones que usamos en nuestros smartphones con Android.

Estos dispositivos tienen la ventaja de ser más económicos que los portátiles con Windows o MacOS, y pueden ser suficientes para trabajos que no requieran una gran potencia o un software específico.

3/ Monitor o pantalla

Puede que necesites un monitor o pantalla externa, o incluso el uso de varias pantallas simultáneamente.

Hay determinados tipos de profesionales que requerirán de características especiales en sus equipos, como puede ser una pantalla táctil con un lápiz (en el caso de diseñadores gráficos), monitores con una reproducción del color fidedigna a la realidad (en el caso de fotógrafos o editores de fotografía y vídeo), o incluso un tamaño o formato de pantalla determinado.

4/ El procesador

Es recomendable elegir un procesador de última generación, ya que de ello dependerá la velocidad de procesamiento de tu ordenador.

En los PC con Windows tenemos básicamente procesadores de Intel y de AMD. Siempre dependiendo de tus necesidades, recomendamos elegir como mínimo un procesador Core i5 o Core i7 en el caso de los procesadores de Intel, o un Ryzen 5 o Ryzen 7 si elegimos los procesadores de AMD. Es preferible evitar los procesadores de rendimiento más bajo, especialmente si necesitas una buena velocidad para tu trabajo.

En cuanto a los ordenadores Mac de Apple, hasta ahora habían utilizado procesadores de Intel, pero los nuevos modelos están empezando a montar procesadores propios de Apple, como el chip M1.

5/ La memoria RAM

Es uno de los componentes más importantes, y en función de ella podrás realizar varias tareas al mismo tiempo de una forma más o menos fluida. Se recomienda tener un mínimo de 8 GB de RAM para un buen rendimiento, aunque si utilizas software muy exigente, como programas de edición de foto o vídeo, necesitas un ordenador con 16 GB de RAM.

6/ El disco duro

También dependerá del tipo de trabajo y de tus necesidades de almacenamiento. En este apartado, recomendamos escoger un disco duro SSD, puesto que la velocidad de carga y acceso a los datos es mucho mayor que en los discos HDD. Son más caros, pero si te lo puedes permitir merece la pena por la diferencia de rendimiento.

7/ Tarjeta gráfica

Normalmente los equipos llevan ya integrada la tarjeta gráfica, pero si realizas tareas más exigentes, como programas de diseño gráfico o renderizado de vídeo, es recomendable disponer de una tarjeta gráfica independiente.

8/ Otros dispositivos

Hasta ahora hemos visto los elementos básicos que debe tener tu ordenador para poder tener una experiencia óptima. Luego, dependiendo de cada tipo de trabajo, necesitarás también otros componentes, como por ejemplo una cámara web de calidad para realizar videoconferencias.

Por supuesto, si utilizas un ordenador de sobremesa también necesitarás un teclado y un ratón. Existe también cada vez una mayor variedad de accesorios que, si bien a lo mejor no son estrictamente necesarios, pueden servir para personalizar tu sitio de trabajo, y convertirlo en un lugar único y a tu gusto.

A la hora de inclinarte por un ordenador u otro, debes cuestionarte para qué lo vas a utilizar y las necesidades de potencia, velocidad, proceso gráfico, etc… que realmente vas a tener. Está claro que es preferible elegir siempre la opción más potente posible, puesto que así el equipo te va a durar más años, pero eso supondrá un desembolso económico mayor que a lo mejor no necesitas realizar.

Existe una gran variedad de ordenadores y portátiles de marcas como HP (https://store.hp.com/SpainStore/Merch/Default.aspx), Dell (https://www.dell.com/es-es), Apple (https://www.apple.com/es/mac/), Lenovo (https://www.lenovo.com/es/es/pc), Huawei (https://consumer.huawei.com/es/laptops/) o Acer ((https://store.acer.com/es-es/portatiles).

Os dejamos los enlaces para que podáis ver los diferentes modelos de cada marca y podáis tomar una decisión en función de las características antes mencionadas, y las necesidades particulares de cada uno. Esperamos que os sirva de guía para acertar en vuestra elección.