El derecho al olvido en Internet
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

En este artículo vamos a describir en que consiste el derecho al olvido en Internet, quien puede ejercerlo, y cómo podemos hacerlo.

Desde la llegada de Internet a nuestras vidas, es posible acceder a determinados datos personales buscando por el nombre de las personas.

Si alguna vez buscas tu nombre o el de un amigo o familiar en un buscador de Internet, puede que encuentres resultados que desconocías.

Hace ya bastante tiempo que se ha reforzado la protección de las personas físicas en lo que se refiere al tratamiento de sus datos personales, ya que se considera un derecho fundamental.

El derecho al olvido en Internet es una herramienta más con la que cuentan los interesados para lograr esa protección.

Concepto

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del año 2014 establece que el tratamiento de datos que realizan los motores de búsqueda está sometido a las normas de protección de datos de la UE.

Las personas tienen derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en Internet realizada por su nombre.

Quién puede ejercerlo

Todos, como titulares de datos personales, tenemos derecho a ejercer el derecho al olvido siempre que se cumplan determinadas condiciones.

El titular de un dato personal tiene derecho a borrar, bloquear o suprimir información personal que se considera obsoleta o no relevante por el transcurso del tiempo, o que de alguna manera afecta al libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales.

Se trata de impedir o limitar la difusión universal e indiscriminada de información personal a través de Internet cuando su publicación no cumple los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa de protección de datos.

Cuando la información se considera obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, podríamos ejercer el derecho, aunque la publicación original sea legítima (por ejemplo, el caso de las publicaciones en un Boletín Oficial).

¿Cómo ejercer el derecho al olvido?

La normativa de protección de datos establece que para ejercerlo es imprescindible que el interesado se dirija en primer lugar a la entidad que está tratando sus datos, en este caso al buscador.

Los buscadores más populares ya ofrecen un formulario para que sus usuarios europeos puedan ejercer el derecho al olvido fácilmente.

A continuación tienes los enlaces para ejercerlo en los buscadores de Google y Bing:

Google: https://www.google.com/webmasters/tools/legal-removal-request-complaint

Bing: https://www.bing.com/webmaster/tools/eu-privacy-request

En el caso de las Redes Sociales, estas pueden contener mucha información personal sobre nosotros.

También podemos ejercer el derecho al olvido en ellas y conseguir que se elimine la información que almacenan.

Podemos optar por eliminar de manera definitiva nuestra cuenta de usuario, y si queremos conservar las imágenes, vídeos, etc.… que hemos ido publicando, podremos descargar antes toda la información de nuestro perfil.

Cuando el titular de los datos personales ha fallecido, algunas personas vinculadas podrán ejercer los derechos para la rectificación o supresión de los datos personales de la persona fallecida.

Así mismo, podrán solicitar la eliminación total de la cuenta que tuviera en redes sociales en nombre del fallecido.

Estas son las nociones básicas acerca del derecho al olvido en Internet, y cómo podemos ejercerlo.

Sin embargo, aunque tengamos éxito en nuestra reclamación frente a un buscador, eso no significa que la información vaya a desaparecer de Internet.

Sólo afecta a los resultados obtenidos en las búsquedas hechas mediante el nombre de la persona, y no implica que la página deba ser suprimida de los índices del buscador ni de la fuente original.

El enlace que se muestra en el buscador sólo dejará de ser visible cuando la búsqueda se realice a través del nombre de la persona que ejerció su derecho.

Pero el resultado se seguirá mostrando cuando realicemos la búsqueda por cualquier otra palabra o término distinta al nombre de la persona afectada.