Hoy en día, tener un plan de social media en tu empresa es importante, porque las redes sociales son un medio de comunicación directo entre el empresario y los clientes. Las empresas tenemos la posibilidad de exponer nuestros productos y servicios a los clientes potenciales. Además, podemos ofrecer ayuda a través de un blog corporativo o un simple post.

Estamos de acuerdo que los contenidos que ofrecen las redes sociales sobre una empresa o servicio influyen en nuestra decisión de compra. Por qué, hoy en día la gran mayoría de las personas nos informamos sobre el producto que queremos comprar antes de realizar la comprar. Y que mejor forma de informarnos que a través de las redes sociales, dónde podemos crear nuestra propia comunidad, patrocinar contenidos y hacer campañas específicas a nuestro cliente objetivo.

Lo más  importante para cualquier plan de marketing es conocer la situación actual de nuestra compañía y hacer una segmentación, para saber a qué público nos dirigimos.

Nos preguntaremos; ¿Cuáles son nuestros productos y servicios? ¿Cuál es nuestro producto estrella? ¿Qué posición o contenidos tengo actualmente en la red? ¿Quién es nuestra competencia online? ¿Quién es o será mi audiencia en las redes sociales? ¿Qué intereses tienen?

En este caso es importante, contestarnos a estas preguntas para posicionarnos en una red social u otra y así realizar acciones sociales específicas y con valor para nuestra comunidad. Si no tenemos claro la respuesta de estas preguntas de nada servirán las acciones que llevemos a cabo en social media, ya que no serán objetivas.

Una vez tenemos claro el público objetivo y la situación de la empresa, definiremos nuestros objetivos de manera que sean realistas, medibles y específicos. Nos preguntaremos, ¿Qué esperamos lograr con el plan de social media?

Ejemplos de objetivos para un plan de social media marketing:

  • Branding, incrementar la visibilidad de marca
  • Fidelizar a tus clientes
  • Dar a conocer un nuevo producto o servicio
  • Incrementar la interacción con el cliente
  • Mostrar historias de los clientes con el servicio
  • Mejorar la reputación online
  • Aumentar las ventas

Según el objetivo al que queramos llegar  hemos de establecer diferentes estrategias. Algunos ejemplos de estrategias:

  • Promoción de contenidos.
  • Campañas.
  • Monitorización de contenidos.
  • Creación de grupos.

Acciones, ¿Cómo nos dirigimos a nuestro público?

  • ¿Con ofertas? ¿Concursos?
  • ¿Generando contenido de calidad e interesante? ¿Con un blog?
  • ¿Formularios de suscripción? ¿Creación de un área privada con contenido exclusivo?

Por otra parte, existen multitud de redes sociales, teniendo claro la finalidad que buscamos nos decantaremos por una red social u otra y estableceremos un plan de trabajo específico para cada canal.

Por último, deberemos tener una plantilla en Excel para organizar las acciones a realizar y así disponer de las métricas relativas a cada una de las acciones.

La métricas en redes sociales son por ejemplo, el número de me gustas, el número de comentarios, el número de clics, etc.

Para facilitar el trabajo en social media existe una magnifica plataforma llamada Hootsuite, con la que podemos programar nuestras publicaciones en redes sociales.

Si necesitas ayuda puedes consultar con Omega 2001.