• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Si tienes más de un dispositivo de Apple, seguramente hayas oído hablar de los beneficios y ventajas de su ecosistema.

Los usuarios de los productos de Apple normalmente ensalzan su facilidad de uso, la perfecta integración del software con el hardware, y su funcionamiento fluido y casi sin errores.

Son los principales motivos que dan cuando son preguntados acerca de los motivos por los que utilizan los dispositivos de la marca de la manzana mordida.

Definición

Cuando hablamos del ecosistema de Apple, nos estamos refiriendo a utilizar varios dispositivos Apple que se conectan entre sí y trabajan conjuntamente.

Pero no solo se trata de los dispositivos fabricados por la marca. También se incluyen aquí servicios como Apple Music, Apple Pay, iCloud o Apple Arcade.

Apple ha conseguido crear un ecosistema propio, y el uso conjunto de sus productos y sus servicios hace que sus usuarios puedan disfrutar de una serie de ventajas y beneficios.

Requisitos

Para empezar a formar parte del ecosistema de Apple, los únicos requisitos necesarios son poseer varios dispositivos de la marca, y acceder en todos ellos con el mismo ID de Apple.

Productos que forman parte del ecosistema de Apple

El iPhone y el Mac serían los productos estrella dentro de este ecosistema, pero también se incluyen aquí el iPad, los auriculares AirPods, el altavoz HomePod o el Apple Watch.

Ventajas

1/ Sencillez de uso

Uno de los principios de la filosofía de Apple es que sus productos deben ser fáciles de utilizar, y esto también se extiende a su ecosistema.

Es muy sencillo empezar a disfrutar de sus beneficios, todo se hace de una manera bastante intuitiva y sin complicaciones.

Todos los dispositivos de Apple funcionan de manera similar, con lo que no tienes que aprender a usar cada uno de ellos por separado. Salvo algunas diferencias o funciones exclusivas, si sabes utilizar uno, sabrás utilizarlos todos.

2/ Sincronización

La sincronización entre dispositivos de Apple se realiza de manera rápida y sencilla. Algunas de las funciones que permite son:

  1. Puedes contestar o realizar llamadas desde cualquier dispositivo, así como recibir y contestar a los mensajes.
  2. Cuando configuramos nuestra información en un dispositivo, la transmite automáticamente a los otros (por ejemplo, la conexión a Internet o nuestras contraseñas, para que no tengamos que logarnos en cada dispositivo).
  3. Si sincronizas tus fotos en iCloud, podrás acceder a ellas y verlas desde cualquier dispositivo.
  4. Así mismo, también podrás consultar tus eventos en el calendario desde cualquier pantalla.

3/ Mayor productividad

Mediante los siguientes usos conseguirás una mayor productividad y fluidez en tu flujo de trabajo:

  1. AirDrop: podemos enviar cualquier archivo entre los diferentes dispositivos inmediatamente.
  2. Handoff: podrás empezar a trabajar en un Mac, y continuar trabajando en el iPad o iPhone desde donde lo habías dejado.
  3. Portapapeles: te permite copiar algo en el iPhone y pegarlo en el Mac o el iPad.
  4. SideCar: sirve para usar nuestro iPad como pantalla secundaria de nuestro Mac.
  5. Escaneo de documentos: puedes escanear un documento con tu iPhone o iPad y el documento escaneado te aparece al momento en el Mac.
  6. Puedes acceder al escritorio de tu Mac desde cualquier dispositivo a través de iCloud.

4/ Conexión automática con dispositivos

Puedes emparejar dispositivos y hacerlos funcionar conjuntamente con otros de Apple.

Algunos ejemplos son poder desbloquear el Mac con el Apple Watch, o conectar automáticamente tus AirPods al iPhone, Mac o iPad con sólo acercarlos.

El ecosistema de Apple
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Puedes desbloquear tu Mac con el Apple Watch

5/ Otros usos

En caso de pérdida o robo, puedes localizar los dispositivos que tengas asociados a tu Apple ID, a través de la aplicación Buscar instalada en el iPhone o iPad.

Inconvenientes

1/ Factor económico

Normalmente, los productos de Apple son bastante caros, y no todas las personas se pueden permitir el lujo de comprar varios productos de la marca.

2/ Dificultad para salir del ecosistema

Una vez que estás dentro y disfrutas de todos los servicios de Apple y sus ventajas, es difícil abandonar la “comodidad” de este ecosistema, y empezar a buscar aplicaciones y servicios equivalentes en otras plataformas.

Puede que el funcionamiento no esté tan optimizado ni sea tan fluido, pero se puede disfrutar perfectamente de un solo producto de la marca con otros dispositivos o servicios de otras empresas.

3/ Escasez de opciones de personalización

Una de las razones por las cuales el funcionamiento de los productos de Apple es tan fluido y estable, es debido a que la empresa controla tanto el hardware como el software.

Los detractores de la marca suelen esgrimir que los dispositivos de Apple tienen pocas opciones de personalización, para poder tener el iPhone o iPad más a tu gusto, y poder hacer más cambios aparte del fondo de pantalla y poco más.

Sin embargo, sus usuarios aceptan que es parte de la filosofía de Apple, y opinan que es el precio a pagar para disfrutar de ese rendimiento y esa optimización.

Empresas como Samsung, Google, Xiaomi o Huawei, están tratando de crear un ecosistema similar al de Apple, pero el más exitoso y el que mejor funciona sigue siendo el de la empresa de la manzana.

En conclusión, a pesar de todos los elementos que hemos ido analizando, como siempre la última palabra la tiene el consumidor.

Habrá personas que se lo puedan permitir, y que estén muy cómodas dentro del ecosistema de Apple.

Otros, sin embargo, preferirán disponer de más “libertad” y opciones de personalización, por lo que optarán por productos y servicios de otras empresas.

Lo único que nos beneficia a todos es que exista competencia y varias opciones entre las que poder elegir, para que podamos adquirir en cada momento los productos que más se adapten a nuestras necesidades.