Ciberseguridad en 2021
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Todo lo relacionado con la ciberseguridad en el año 2021, va a estar inevitablemente marcado por la pandemia y los acontecimientos del 2020.

Se verán las consecuencias de la obligada y precipitada implantación del teletrabajo en muchas empresas de todos los sectores de actividad.

La llegada de las vacunas empieza a dibujar un futuro más optimista, donde parece que podremos recuperar en gran parte la “normalidad”.

Sin embargo, algunos de los efectos que ha provocado la pandemia en el mercado laboral perdurarán en el tiempo, o incluso ya se quedarán para siempre con nosotros.

Previsiones en ciberseguridad para 2021

1/ Aumento de los ciberataques

Debido al gran incremento de personas teletrabajando, los puntos vulnerables de las empresas son cada vez más numerosos.

Las personas que trabajan desde casa normalmente usan una VPN para conectarse, o sistemas de acceso remoto con infraestructuras de seguridad antiguas.

Todo esto lleva aparejado un aumento de la inseguridad, y de la posibilidad de sufrir un ataque informático.

Se producirán ataques de Ransomware cada vez más sofisticados, secuestrando datos del usuario, y solicitando el pago de una cantidad de dinero para “liberarlos” y no hacerlos públicos.

También aumentarán los robos de datos corporativos para su venta en la Deep Web o Dark Web, así como los ataques de ingeniería social y phising, basados en la suplantación de identidad.

Puedes consultar los distintos tipos de malware, y cómo protegerte ante ellos en nuestro blog: https://omega2001.es/tipos-de-malware-y-vulnerabilidades

2/ Inteligencia Artificial

Los avances en el ámbito de la IA van a permitir su uso para predecir y prevenir posibles ataques, o para detectarlos lo antes posible.

Así podremos detener la amenaza antes de que se propague y cause un daño mayor.

3/ Internet Of Things (IoT)

El cada vez mayor número de dispositivos conectados en todos los ámbitos, hace que las posibilidades de ciberataque se multipliquen.

Es necesario aumentar su protección para evitar que un intruso pueda tomar su control, y utilizarlos para fines maliciosos.

La expansión global de las redes 5G agudizará el problema, al aumentar la híper-conectividad de los dispositivos, y ampliar su uso en exteriores.

4/ Contratación de expertos en ciberseguridad

Algunas empresas están contratando a los denominados “hackers éticos”, para que detecten los puntos más vulnerables de sus redes y páginas web, haciendo posible buscar soluciones antes de que sea demasiado tarde.

5/ Drones

La evolución y expansión de los drones ha provocado un incremento de su uso para espionaje y otros fines maliciosos.

Para la efectiva aplicación de su normativa reguladora, será necesario el uso de sistemas de rastreo y seguimiento de drones, así como su detección y neutralización en zonas restringidas, como los aeropuertos.

6/ Ciberseguridad en la nube

Cada vez hay un mayor número de empresas que optan por guardar su información más relevante en la nube, y basan su trabajo en su uso.

El uso de la nube implica una serie de desafíos diferentes a los que tradicionalmente han tenido que afrontar las empresas.

En consecuencia, aumentarán los sistemas de cifrado avanzado de datos, que garanticen un mayor nivel de seguridad.

7/ Sistemas de autenticación

Se producirá un incremento de los sistemas de autenticación remota, que permitirá conocer las personas que se conectan y acceden a la información de la empresa.

También se extenderá el uso de sistemas de doble autenticación o verificación en dos pasos, que añaden una capa extra de seguridad.

Un ejemplo podría ser la recepción de un código por SMS, o a través de un dispositivo biométrico, mediante la lectura de nuestra huella.

8/ Criptomonedas

El uso de criptomonedas continuará creciendo, por lo que seguirán siendo uno de los objetivos prioritarios para los ciberataques.

9/ Amenazas internas

Cada vez un mayor porcentaje de las brechas de seguridad tienen su origen en el interior de las empresas.

La consecuencia es que se va a extender la aplicación de un enfoque de tolerancia cero o zero trust.

Asumiendo que las amenazas pueden venir tanto desde dentro como desde fuera de la red, no se puede confiar en ningún usuario o dispositivo.

Este modelo de seguridad permitirá identificar a los usuarios y dispositivos que intenten acceder a la red de la organización, y se podrá comprobar si cumplen los requisitos de acceso, añadiendo una capa de seguridad adicional.

10/ Privacidad de los datos

La información ha adquirido una importancia capital en los últimos tiempos, lo que hace que la protección y privacidad de los datos sea cada vez más relevante.

Tanto la información de las empresas (en forma de patentes, modelos de negocio…), como la referente a las personas (como, por ejemplo, su comportamiento en Internet), es muy codiciada en la actualidad.

Se esperan, por lo tanto, nuevas regulaciones que ofrezcan una mayor protección en este ámbito.

Éstas son las principales tendencias en ciberseguridad que se esperan durante este año 2021.

El trabajo en remoto, la expansión del Internet de las Cosas, y los nuevos usos de la Inteligencia Artificial, han incrementado el riesgo de sufrir un ciberataque.

Por ese motivo, cada vez es más importante estar bien protegidos, y garantizar la seguridad de tu sistema, tus empleados y tus clientes.