• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Cuando hablamos de comprar en Internet, una de las primeras cuestiones a tener en cuenta debería ser la seguridad con la que se va a hacer esa transacción.

Los hábitos de compra y consumo de mucha gente han sufrido una gran transformación, y han evolucionado a pasos agigantados en los últimos tiempos.

Comprar cualquier producto a través de Internet se ha convertido en la opción prioritaria para un gran número de personas.

Algunas de las ventajas de la compra en Internet son la comodidad, la rapidez, y la posibilidad de buscar y comparar de forma sencilla.

La constante evolución tecnológica, y la cada vez mayor seguridad en las transacciones, ha favorecido este incremento de las compras a través de la red.

Sin embargo, hay que intentar seguir una serie de consejos para que las compras online sean realmente seguras.

Consejos a seguir para comprar de forma segura

Vamos a dividirlo en dos apartados: por un lado, consejos respecto de la web de la tienda online y, por otro, respecto de la red y el dispositivo utilizados para realizar la compra.

Página Web

1/ Seguridad

Si en la barra del navegador, al principio de la dirección URL de la página web aparece un pequeño candado cerrado, y empieza por https, significará que la seguridad de la web es mayor.

Es recomendable realizar compras sólo en estas páginas, aunque no te garantiza que la seguridad sea total.

Comprar de forma segura en Internet
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Estas páginas web ofrecen mayor seguridad

2/ Información

Las tiendas online deben mostrar de forma clara el nombre completo, el NIF, la dirección, un número de teléfono de contacto, y una dirección de correo electrónico.

También deben detallar toda la información relativa a las políticas de envío y devolución, las condiciones de compra, pago, reembolso, etc…

3/ Medios de pago

Una página web que nos ofrezca la posibilidad de elegir entre varios medios de pago nos inspirará mayor confianza.

Las opciones más seguras son el pago con tarjeta o mediante aplicaciones como PayPal. Entre las menos seguras estarían las transferencias.

4/ Opiniones y comentarios

Antes de realizar la compra online, es aconsejable buscar opiniones de otros compradores en las redes sociales, en los comentarios de las plataformas de Marketplace (por ejemplo, Amazon), y en foros de Internet.

Es preferible no comprar en sitios que tengan muchas opiniones negativas. También pueden resultar sospechosos los sitios sobre los que no existe casi ninguna información.

5/ Desconfía de precios muy bajos

Si recibes un mensaje o email con enlaces que te dirigen a “grandes chollos” o “descuentos especiales”, lo mejor es desconfiar y no pinchar en el enlace.

Si los precios son muy inferiores a los de la competencia, se puede tratar de ciberdelincuentes intentando acceder a tu información personal.

Así mismo, deberías desconfiar de páginas web con erratas y faltas de ortografía. Suele ser un indicador claro de tienda poco fiable.

Redes y dispositivos utilizados

1/ Actualiza tu dispositivo

Es conveniente que tu dispositivo esté actualizado a la última versión del sistema operativo, así como tener instalado un antivirus y un Cortafuegos que nos sirva de protección.

2/ No utilices equipos compartidos

No debemos comprar online desde dispositivos que compartimos con otras personas, ya que podríamos poner en riesgo determinados datos, como nuestro número de cuenta.

También podríamos estar así más expuestos a virus u otras amenazas.

3/ Usa una red segura

Nunca realices tus compras utilizando una red wifi pública, ya que no ofrecen ninguna garantía de seguridad.

Pueden ser peligrosas, ya que te pueden robar tus datos bancarios y otra información importante.

Para añadir una capa de seguridad extra, puedes conectarte mediante una VPN. Puedes consultarlo en una entrada anterior de nuestro blog: https://omega2001.es/que-es-una-vpn-y-posibles-usos

Siguiendo estos consejos, y con un poco de sentido común, es muy probable que no tengas ningún problema a la hora de comprar en Internet.

De todas formas, te recomendamos revisar periódicamente los movimientos de tu cuenta bancaria. Así podrás detectar si hay algún pago sospechoso, para poder actuar lo antes posible.