• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Las innovaciones tecnológicas están haciendo posible que la vida de las personas que sufren algún tipo de discapacidad haya experimentado cambios importantes en los últimos años, sobre todo a la hora de equiparar su calidad de vida a la del resto de los ciudadanos y como ayuda para superar las barreras a las que se enfrentan en su vida diaria, facilitando así su integración. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) se estima que alrededor del 15% de la población mundial padece algún tipo de discapacidad, por lo que es un tema que afecta a un gran número de personas y hay que darle la importancia que se merece.

Vamos a hacer un recorrido por algunas de estas tecnologías, centrándonos sobre todo en las más accesibles para la mayoría, con lo que hablaremos sobre todo de aplicaciones para ordenadores, móviles o tablets. Lo estructuraremos en función del tipo de discapacidad.

Para personas con discapacidad visual son de gran utilidad los asistentes de voz, tanto Siri en dispositivos con IOS, como Google Assistant en el caso de dispositivos con Android. Estos asistentes posibilitan realizar llamadas, mandar mensajes, consultar el tiempo y multitud de funciones mediante el uso de la voz. También son destacables VoiceOver (para Apple) y Google Talkback (para Android), que permiten traducir a voz todo lo que se muestra en la pantalla del móvil o Tablet.

Asimismo, hay otras aplicaciones como TapTapSee, que permite identificar objetos a partir de una foto, y gadgets como anillos lectores (dispositivos conectados a un PC y colocados en un dedo que permiten leer en voz alta los textos por los que se pase el dedo) y esight (unas gafas inteligentes que, mediante cámaras, ayudan a mejorar la visibilidad reducida de las personas).

En relación con la discapacidad auditiva, algunas apps destacables son Pedius (que permite a las personas sordas realizar llamadas telefónicas usando las tecnologías de reconocimiento y síntesis de voz), Usound (que permite adecuar el volumen e intensidad deseada a personas con disminución auditiva),  AVA (que permite transcribir en tiempo real una conversación grupal) y MyEarDroid (que detecta varios tipos de sonido y te avisa, mediante vibración y notificaciones visuales, del sonido detectado, como puede ser una alarma de incendios, por ejemplo).

En el caso de personas con discapacidad intelectual, casos de parálisis cerebral o autismo, el uso de los pictogramas ha supuesto un gran avance en la forma en que estas personas pueden expresarse y comunicarse con el resto de personas. Un pictograma es un signo claro y esquemático dibujado que representa un objeto real, figura o concepto.

Jocomunico es una app que trata de proporcionar una comunicación más natural y fluida, al poder transformar lenguaje pictográfico en lenguaje natural.

La app Pictogramas facilita la comunicación con imágenes de forma muy sencilla, y Ablah trata de simplificar la comunicación y aprendizaje por medio de imágenes, y va dirigido a personas con autismo o con ausencia del lenguaje.

En el ámbito de la movilidad reducida se han producido también muchos avances tecnológicos, pero algunos de ellos son inalcanzables para el usuario medio, tales como el uso de exoesqueletos y realidad virtual.

Más accesibles y, sin duda, de gran ayuda para estas personas son algunas soluciones tecnológicas como Accesibility Scan, que permite el uso del móvil a personas con problemas de movilidad mediante un sistema de activación por toques. También apps como AccesibilityPlus, que proporciona información sobre puntos de interés libres de barreras y Disabled Park, pensada para localizar aparcamiento y lugares que tengan habilitadas zonas de acceso para personas con movilidad reducida.

Hemos tratado de exponer aquí algunos ejemplos de tecnologías y apps cuyo fin es facilitar la vida a las personas que sufren algún tipo de discapacidad. Esperamos que en el futuro se sigan desarrollando nuevas ideas que tengan la finalidad de conseguir dicho objetivo, contribuyendo así a reducir o, en la medida de lo posible, a eliminar las barreras que sufren dichas personas.