servicios informaticos
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn
Todas las empresas tienen un objetivo en común y es la reducción de costes. El ámbito informático y tecnológico es el punto dónde las empresas ponen más hincapié en minimizar los recursos para ahorrar gastos.

La manera en cómo los empresarios tratan de reducir costes informáticos, no siempre es la más acertada. De hecho, en muchas ocasiones, a la larga ocasiona más perdidas que ganancias.

Lo primero que tenemos que tener en mente es cómo optimizamos los recursos informáticos de nuestra empresa, no cómo minimizarlos.

Claves para reducir los costes informáticos:

  • Realizar un mantenimiento informático, de forma que tengamos un buen hardware y software, actualizado y todo de última generación. Así, habrá un menor riesgo de problemas e incidencias.
  • El conjunto de software y hardware es lo que forma la infraestructura tecnológica de la empresa. Por lo que, de vital importancia tenerla bajo un control de calidad y contar con las medidas de seguridad adecuadas para el buen desarrollo de la empresa.
  • La virtualización reduce el coste de inversión en hardware permite la consolidación y  unificación de máquinas físicas en virtuales obteniendo así un considerable ahorro energético. Además, la virtualización  se basa en un sistema de pago por uso, evitando el gasto de licencias de software, de infraestructuras y el mantenimiento de equipos y sistemas.
  • El mantenimiento de redes y cableado es la base de la integración de sistemas. Si disponemos de un cableado bien estructurado y realizando un trabajo de calidad, ahorraremos dinero y tendremos una buena conexión.
  • Externalización de servicios informáticos. En este caso, hay muchas empresas que no pueden permitirse tener un departamento informático dentro de la empresa. Entonces, es cuando entra en acción el término de la externalización u outsourcing tecnológico. Con el que, tenemos la ventaja de tener un departamento informático a nuestra disposición y ahorraremos costes, puesto que pagamos sólo por los servicios y el mantenimiento informático contratado.

En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones los gastos de externalizar serán inferiores a los gastos que conllevan el tener los servicios informáticos integrados dentro de la empresa.