• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Cuando en la actualidad acudes a un concesionario para adquirir un coche, una de las decisiones que tienes que tomar es qué tecnologías quieres que lleve integradas. Algunas de ellas vienen de serie, pero otras requieren un gasto extra. Vamos a tratar de resumir las más relevantes que podemos encontrar a día de hoy, y otras que se espera que se popularicen en el futuro. Todas ellas tienen como objetivo hacer la conducción más fácil, segura y, a la vez, divertida.

Entre las tecnologías más habituales encontramos las siguientes:

1/ Bluetooth: permite conectar nuestro teléfono móvil al sistema de información y entretenimiento de nuestro vehículo.

2/ Sistema de “infotainment”: nos permite, a través de aplicaciones descargadas en nuestro móvil (Apple CarPlay o Android Auto), utilizar mapas, reproducir música, consultar nuestra agenda, escuchar los mensajes recibidos, etc… Para evitar distracciones innecesarias, permite utilizar los asistentes virtuales (Siri o Google Assistant), para solicitar mediante la voz la mayoría de las acciones disponibles. Este sistema también nos puede dar información acerca del estado y otros aspectos de nuestro vehículo.

3/ Carga inalámbrica: hace posible la carga de nuestro teléfono móvil sin necesidad de cables. Es necesario que nuestro móvil sea compatible con esa tecnología.

4/ Cámara trasera: para facilitarnos el aparcamiento y tener mayor visibilidad. También suelen tener sensores de proximidad, que nos avisan mediante señales acústicas de la cercanía de algún obstáculo.

5/ Detector de ángulo muerto: es una tecnología muy útil, que nos avisa cuando hay un vehículo en el área que no vemos desde el espejo retrovisor, evitando así accidentes.

6/ Sistema de frenada automática de emergencia, que nos puede ser de especial utilidad cuando estemos en un atasco, ya que nos podemos distraer más fácilmente y sufrir un choque a baja velocidad.

7/ Acceso a Internet Wifi o LTE 4G, que nos permite conectarnos mediante el pago de una tarifa mensual.

8/ Algunos coches están incorporando ya cuadros de instrumentación digitales. Permiten un mayor grado de personalización y podemos elegir entre varias formas de mostrar la información.

9/ Luces LED: son más eficaces que las luces halógenas, y ofrecen una iluminación mejor.

10/ Asistente para el aparcamiento, e incluso sistemas de aparcamiento remoto. Puede ser de gran utilidad cuando los espacios son reducidos o hay muchos vehículos alrededor.

Además de todas estas tecnologías, existen otras que están empezando a incluirse o se podrán incorporar en el futuro en muchos de nuestros coches:

A/ Conducción autónoma: existen cinco niveles, y actualmente algunos vehículos estarían entre el nivel 2 y 3. El mejor ejemplo del nivel 3 de autonomía sería el Autopilot de Tesla. En este nivel, el vehículo puede llevar a cabo funciones automatizadas, y analizar el entorno para poder actuar o tomar decisiones. Es imprescindible la presencia del conductor en su posición al volante durante toda la circulación.

Se espera que en el futuro (no antes del año 2030, según el Parlamento Europeo) se llegue a un nivel 5 de conducción autónoma, lo que supondrá la automatización plena. Ya no será necesario incluir volante o pedales, ya que desaparecerá la figura del conductor, pasando éste a ser un ocupante más del vehículo. Se prevé que las ordenes se darán por voz o a través de dispositivos móviles.

B/ Cada vez será más frecuente abrir el coche mediante aplicaciones en el móvil en lugar de llaves. Es el sistema que utilizan los vehículos de Tesla.

C/ Debido a las nuevas normativas para disminuir las emisiones de CO2 y contribuir a una reducción de la contaminación, se va a tender cada vez más a fomentar el uso de coches híbridos o eléctricos.

D/ Tecnología eyetracking: combina el reconocimiento facial y el seguimiento ocular para monitorizar al conductor, permitiendo obtener información sobre su atención y grado de concentración, haciendo posible detectar signos que puedan indicar fatiga o somnolencia.

E/ La utilización de sistemas de biometría para mejorar la seguridad, como los lectores de huellas, cada vez será más habitual.

F/ Se están incluyendo pantallas cada vez más grandes en algunos vehículos, lo que puede suponer un problema añadido a la hora de generar distracciones.

G/ Realidad aumentada: hará posible que veamos indicaciones proyectadas sobre la carretera. Serán necesarias cámaras de luz visible, infrarrojos, sensores… También a través de faros matriciales inteligentes que proyectan gráficos, como una flecha que indique la dirección a seguir, o un símbolo de hielo si la carretera está resbaladiza.

H/ Head-up display (HUD): es una de las formas más seguras de mostrar al conductor toda la información que necesita, sin tener que apartar la vista de la carretera. Refleja en el parabrisas del coche información como la velocidad a la que circulamos, las indicaciones del navegador, o los límites de velocidad de la vía.

I/ Cámaras en vez de retrovisores, que permitirán seleccionar entre varias visualizaciones, dependiendo del tipo de vía por el que estemos circulando, o de si estamos realizando maniobras de aparcamiento.

J/ Carga ultrarrápida para coches eléctricos: así tendremos que parar mucho menos tiempo para cargar la batería del vehículo.

Hay muchas otras tecnologías que puede que se vayan incorporando en el futuro, como puede ser la cancelación de ruido del exterior, sensores de ritmo cardíaco para prevenir posibles ataques al corazón, asistentes de voz cada vez más inteligentes, sensores LIDAR (mediante laser) que nos avisen de lo que no vemos en carretera, etc…

Éstas y otras muchas innovaciones que todavía no se conocen revolucionarán, sin duda, el mundo del automóvil en los próximos años. Ya podemos probar algunas de ellas en la actualidad, pero todavía tendrá que pasar bastante tiempo hasta que estas tecnologías estén al alcance de los bolsillos de la mayoría de la gente. Habrá que esperar a que se abaraten los costes de producción. Mientras tanto, soñaremos con poder conducir estos vehículos que parecen sacados del futuro.