• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Ya faltan pocos meses para el lanzamiento de las nuevas consolas de Sony (PlayStation 5) y Microsoft (Xbox Series X). Todavía no hay una fecha confirmada para ninguna de las dos, pero se supone que salen a la venta ambas para la campaña navideña. Fue en el año 2013 cuando se pusieron a la venta sus antecesoras (PlayStation 4 y Xbox One), y unos años después se comercializaron unas versiones más potentes de las mismas (PS4 Pro y Xbox One X).

La tercera compañía en discordia en la “guerra de las consolas” es Nintendo, pero su consola (Switch) no compite de forma directa con las de Sony y Microsoft, ya que se trata de un concepto diferente, con menos potencia que sus competidoras, pero que ofrece la posibilidad de jugar tanto en modo portátil como en la TV de tu casa. La Nintendo Switch se lanzó más tarde (en 2017), por lo que se encuentra más o menos a la mitad de su ciclo de vida, y no se espera el lanzamiento de su sucesora hasta dentro de unos años.

Con respecto a las consolas de nueva generación, todavía quedan muchos datos por conocerse. Se supone que ambas se ponen a la venta a finales de 2020, y que la pandemia no afectará a su fecha de lanzamiento, según Sony y Microsoft.

Por ahora, Microsoft ha dado más datos de su consola que Sony. Se llama Xbox Series X, y hay rumores de que podría también ponerse a la venta una consola menos potente que se llamaría Xbox Series S, aunque no hay nada confirmado. Ya se ha enseñado cómo será la consola, y se asemeja en su forma a una torre de PC, bastante más alta de lo que estamos acostumbrados a ver en el diseño tradicional de las consolas.

En cuanto a las especificaciones técnicas, tendrá las siguientes características:

1/ Procesador diseñado a medida con las arquitecturas ZEN 2 y RDNA 2 de AMD, con una capacidad de procesamiento de 12 teraflops.

2/ Disco SSD personalizado de 1 TB de capacidad.

3/ Los videojuegos llegarán hasta 8K y 120 FPS.

4/ Retrocompatibilidad con todas las generaciones anteriores de Xbox. Se podrá jugar a los juegos de las anteriores Xbox, y en algunos casos con mejoras de definición y rendimiento debido a la mayor potencia de la nueva consola.

5/ Arquitectura que permite el enfriamiento de la consola, evitando que se caliente y haga ruido. Para ello, contará con un chasis con disipador de calor, una cámara de vapor y un ventilador silencioso.

Aunque aún no se ha realizado una presentación oficial de la consola PlayStation 5 de Sony, si se han dado a conocer algunas de sus especificaciones:

1/ El procesador también estará personalizado y basado en las arquitecturas ZEN 2 y RDNA 2, pero con una capacidad de procesamiento de 10.3 teraflops, menor que la consola de Microsoft.

2/ Disco duro de estado sólido SSD personalizado con una capacidad de 825 GB, menor que la de Xbox Series X, pero con una mayor velocidad de lectura y acceso a los datos.

3/ Juegos hasta 8K de resolución y una tasa de frames de hasta 120 FPS.

4/ Innovador sistema de sonido 3D, que junto con la tecnología háptica y los gatillos adaptables del nuevo mando de control (Dual Sense) permitirá una mayor inmersión del jugador.

5/ Con respecto a la retrocompatibilidad, lo único que han confirmado desde Sony es que se podrá jugar a la mayoría de juegos de PlayStation 4 en la nueva consola PlayStation 5. Aún no se sabe si se podrá jugar a videojuegos de anteriores generaciones.

Como podemos observar, las características de ambas consolas son muy parecidas. Sobre el papel, la Xbox Series X tiene un procesador más potente y una mayor capacidad de almacenamiento. Por otro lado, la PlayStation 5 tiene un disco SSD con menor capacidad, pero una velocidad bastante mayor de lectura y acceso a los datos. Así mismo, Sony se ha centrado bastante en explicar las bondades del sistema de audio 3D que llevará su consola.

Aunque aún no se ha podido probar ninguna de las consolas, las características de ambas se supone que nos permitirán disfrutar de videojuegos mucho más realistas, apoyados en la tecnología ray tracing (trazado de rayos), que permite reflejos de luces y sombras hiperrealistas. También disfrutaremos de unos tiempos de carga mucho menores, debido al disco duro SSD que incluyen. Así, el paso de un mundo o nivel a otro dentro del videojuego, o las escenas cinemáticas intermedias deberían ser casi instantáneas, sin tiempos de carga entre ellas.

Todavía no sabemos si habrá diferencias de rendimiento o gráficas entre ambas consolas, por lo que la elección entre una u otra dependerá de varios factores:

A/ Por un lado, un factor importante será el precio de lanzamiento. Una diferencia significativa de precio entre una y otra podría suponer una ventaja para la que tenga un precio de salida menor.

B/ Otro factor a tener en cuenta es el catálogo de juegos exclusivos de cada consola. Parece que la intención de Sony es apostar desde el principio por juegos exclusivos que solo se puedan jugar en PS5, mientras que Microsoft parece que va a apostar por juegos que se puedan jugar tanto en la Xbox Series X como en la generación anterior, sobre todo durante el primer año.

Por ahora, sólo hemos podido ver algunos de los juegos de la consola de Microsoft, aunque algunos de ellos serán multiplataforma y se podrán jugar también en la consola de Sony. Los vídeos que se han mostrado hasta la fecha enseñan poco gameplay, por lo que habrá que esperar a futuras presentaciones para analizarlo con más profundidad y detalle.

De los títulos exclusivos de cada plataforma, en la Xbox se espera una nueva entrega de la saga Halo de salida, y títulos asociados a la consola como Forza, Fable, o Gears of War más adelante.

Con respecto a los exclusivos de Sony, se había programado un evento a primeros de junio para enseñar algunos de los juegos que se podrán jugar en PlayStation 5, pero se ha pospuesto y todavía no se ha confirmado cuando se celebrará. Hay rumores de nuevos juegos de sagas como Spiderman, Horizon, God Of War, e incluso Silent Hill, aunque no sabemos si finalmente se confirmarán, y si serán juegos de lanzamiento o posteriores.

C/ Los servicios asociados: ambas compañías tienen su propio servicio (Xbox Live Gold y PlayStation Plus), que permiten jugar online mediante el pago de una suscripción, y que incluyen varios juegos para descargar mensualmente.

También ofrecen ambas un servicio de suscripción que incluye una extensa biblioteca de juegos bajo demanda (una especie de “Netflix de los videojuegos”), que se va actualizando todos los meses. En este apartado, creemos que es más interesante la oferta que ofrece Microsoft a sus usuarios, mediante su servicio Xbox Game Pass, ya que, desde el mismo día de su lanzamiento, incluye los videojuegos propios exclusivos de Microsoft, como pueden ser Halo, Gears Of War… Por su parte, el servicio de Sony (Playstation Now) ofrece también una extensa selección de videojuegos en su servicio, pero por lo general, no se trata de títulos tan recientes ni tan destacados como los que ofrece la consola de Microsoft.

Todavía se desconoce si se introducirán cambios en estos servicios de cara a la nueva generación de consolas, pero creemos que, en este apartado, es el servicio de Sony el que debería mejorar para equipararse al de Microsoft.

Actualmente, aún quedan muchas preguntas sin respuesta y dudas que resolver. En las próximas semanas y meses se irán desvelando poco a poco todas las incógnitas que todavía quedan por conocerse. Mientras tanto, habrá que armarse de paciencia, y nos iremos preparando para el desembarco de la nueva generación de consolas, alimentando nuestra ilusión con todos los rumores y noticias que todavía tienen que llegar. Esperamos que el tiempo pase lo más rápido posible, y que pronto estemos disfrutando de los videojuegos como nunca antes lo hemos hecho.