• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

El uso masivo y la generalización de la tecnología, además de muchas cosas positivas, también ha traído consigo otras consecuencias negativas. En concreto, vamos a centrarnos en este artículo en nuestro ordenador, que está sometido a numerosos riesgos que lo hacen propenso a sufrir ataques en forma de virus y otro tipo de malware, como programas espía, los llamados “secuestradores de navegador” (que suelen aparecer al descargarnos determinados programas gratuitos y cambian totalmente la configuración que teníamos, fijando una página de inicio y motor de búsqueda predeterminados asociados al software espía), etc.

Este malware puede provocar que tu equipo informático quede prácticamente inutilizable o que sufras un funcionamiento anómalo del mismo. Para intentar evitar, en la medida de lo posible, que nuestro ordenador sufra alguno de estos problemas, vamos a ver algunas medidas que podemos adoptar para mantenernos a salvo de estas amenazas.

Lo primero que debemos hacer es instalar un antivirus. Podemos encontrar antivirus gratuitos o de pago. Dentro de los más conocidos están G Data, Kaspersky, McAfee, Norton, AVG… Es importante mantener actualizado el antivirus, ya que cada día aparecen nuevas amenazas.

Otra medida sería activar el cortafuegos o firewall, que sirve como barrera entre tu PC y el exterior. Podríamos decir que vigila quien puede acceder a la información que tienes guardada.

También es importante mantener el sistema operativo de tu ordenador actualizado, así como el navegador y los programas que utilices. De esta manera, evitarás que los fallos de seguridad sean usados por hackers para entrar en tu ordenador.

Así mismo, hay que tener cuidado a la hora de descargar determinados archivos “extraños” que nos lleguen por email, así como a la hora de navegar por páginas web “sospechosas”. El uso de redes wifi públicas también debe realizarse con cuidado, ya que tras estas redes gratuitas puede encontrarse un ciberdelincuente con intenciones maliciosas.

En relación con esto, una de las prácticas de las que debemos protegernos es del denominado “Phishing”, que es una modalidad de estafa con el objetivo de intentar obtener de un usuario sus datos, claves, cuentas bancarias, etc., para luego ser usados de forma fraudulenta. Lo hacen suplantando a una persona o empresa de confianza, y por lo general mediante un correo electrónico.

Si tienes datos importantes guardados en el ordenador, es muy importante que realices copias de seguridad periódicas de ellos. Puedes optar por hacerlo en un dispositivo de almacenamiento externo o en la nube. Esto es sobre todo de gran importancia en el mundo empresarial.

La creación de distintas cuentas de usuario es recomendable para proteger tu ordenador. Entre otras cosas, así evitarás que alguien que no eres tú pueda ver tu información personal almacenada.

También es muy aconsejable utilizar distintas contraseñas en nuestras cuentas de correo, del banco,… así se lo pondremos más difícil a los que intenten entrar en nuestras cuentas.

A la hora de desbloquear el ordenador, además de la contraseña, muchos de los ordenadores actuales cuentan con sistemas como lectores de huellas dactilares o de iris, que contribuyen a aumentar la seguridad de nuestro equipo.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, es de gran importancia seguir estas recomendaciones en la medida de lo posible, por lo menos para intentar poner obstáculos al malware y a los que intentan acceder a nuestros datos personales, y así aumentar la seguridad de nuestros equipos informáticos.

En Omega 2001 Servicios Informáticos Profesionales, prestamos servicios de mantenimiento y  soporte informático ante cualquier riesgo o amenaza. Así mismo, contamos con un servicio de copia de seguridad en la nube, y otros servicios que contribuirán a tener tu equipo protegido.