• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIn

Vamos a dar un repaso a los principales sistemas operativos utilizados en los ordenadores, intentando explicar sus principales características (en otra entrada hablaremos de los sistemas operativos para móviles).

En primer lugar, podríamos definir un sistema operativo como un conjunto de programas especialmente hechos para la ejecución de varias tareas, en las que sirve de intermediario entre el usuario y el ordenador. Es el software básico para que funcione cualquier ordenador, ya que controla todas las funciones del sistema y los programas que se pueden instalar.

Los sistemas operativos se encargan principalmente de la gestión de los procesos que realizamos, de la administración de la memoria o espacio del que disponemos, de administrar los ficheros y de gestionar los dispositivos de entrada y salida que queramos utilizar con el ordenador (ratón, memorias USB…).

Los principales sistemas operativos son:

  • Windows: fue creado por Microsoft. Su primera versión se lanzó en el año 1985, y actualmente es el sistema operativo para ordenadores más popular y más utilizado. Alcanzó su madurez con Windows XP, lanzado en el 2001, y la última versión es Windows 10, disponible desde el 2015. La gran diferencia con respecto a las anteriores versiones es que el sistema se actualizará constantemente, y no en forma de grandes Service Pack o de grandes conjuntos de actualizaciones que aparecían cada cierto tiempo.

El escritorio en Windows 10 se caracteriza porque vuelve a dar el protagonismo (que perdió en gran parte con Windows 8) al menú de inicio, desde el que podemos acceder a las funciones más importantes, así como a las aplicaciones que tengamos instaladas. Así mismo, se ha modificado gran parte de la interfaz gráfica, se han rediseñado las aplicaciones nativas del sistema, se ha integrado el asistente virtual Cortana, se ha incluido la tienda de aplicaciones, ahora incluye el nuevo navegador Microsoft Edge (en sustitución de Explorer), y muchos más cambios que se irán incluyendo en sucesivas actualizaciones.

  • macOS: fue desarrollado por Apple para utilizarse con sus propios ordenadores Mac. Esa es su gran diferencia con Windows: está diseñado específicamente para el hardware en el que está instalado, mientras que el sistema operativo de Microsoft está instalado en ordenadores de muchos fabricantes y de muy diferentes configuraciones, de ahí su mayor popularidad.

La última versión de macOS se llama High Sierra, y fue lanzada en 2017. Está centrada en mejorar el rendimiento del sistema. Entre sus características están el asistente virtual Siri, la inclusión de Apple Pay en Mac para poder hacer pagos a través de la web, un nuevo sistema de archivos que proporciona mayor seguridad y velocidad, el navegador Safari, funcionamiento en sintonía con iCloud (para que las fotos, los documentos y demás archivos siempre estén actualizados en todos tus dispositivos), inclusión de un conjunto de aplicaciones propias de Apple…

  • Chrome OS: fue creado por Google y está disponible desde 2011. Se basa en Linux, que es un sistema operativo de código abierto, que puede ser modificado y distribuido por cualquier persona.

Utiliza el navegador web Google Chrome como su principal interfaz de usuario, es un sistema operativo basado en la nube. Por lo tanto, Chrome OS soporta principalmente aplicaciones web. Por todo ello, se trata de un sistema limitado, aunque desde hace un tiempo permite utilizar cualquier aplicación Android de la Play Store, lo que aumenta considerablemente sus posibilidades. Además, se trata de un sistema operativo rápido  y fluido. Es el menos utilizado de los tres, aunque en Estados Unidos, por ejemplo, ha tenido bastante repercusión en el ámbito educativo, sobre todo debido a que los dispositivos que utilizan este SO (llamados Chromebooks) son más económicos.

Además de los que hemos visto más en detalle, existen otros sistemas operativos basados en Linux. Las versiones más populares son Ubuntu, Debian, Fedora

Las diferencias entre los sistemas operativos que hemos estado viendo se basan en que cada uno tiene su propia interfaz gráfica, sus animaciones, sus aplicaciones, y en definitiva, su forma de interactuar con los dispositivos. Así mismo, también vamos a encontrar notables diferencias de precio y de diseño entre ellos. Por lo tanto, la elección entre un sistema operativo u otro dependerá de diversos factores, pero sobre todo de las necesidades personales de cada usuario y de sus posibilidades económicas.